Bricolaje carpinteria

Tipos de lijas y accesorios

Hojas de lija: Generalmente son de papel y se pueden utilizar de forma directa sobre la superficie o fijadas sobre un taco de madera para hacer el trabajo más sencillo de carpintería. Existen también hojas de tela, una propuesta excelente para las superficies con formas complicadas, ya que son más adaptables que las de papel. La elección del tipo de grano va en función del trabajo, como se ha explicado anteriormente, pero en general se recomienda utilizar lijas de 40 a 80 para eliminar pintura de madera maciza, hojas de 100 a 180 para superficies lacadas, y lijas de grano de 240 a 400 para muebles de madera barnizada que requieran un pulido muy fino.

Esponjas: Pueden ser de grano grueso, medio y fino. Por su flexibilidad son perfectas para aplicar sobre superficies u objetos con detalles, curvas y formas y accesos difíciles.

Lana de acero: La lana de acero es como un estropajo de hilo de acero de diferente grosor en virtud de la aplicación. La lana gruesa (0) es para eliminar las manchas y el polvo de la madera. La lana media (00) se aplica entre mano y mano al barnizar o como acabado final de la madera antes de proceder a pintar o barnizar. La lana fina (000) es perfecta para limpiar y pulir y metales y como remate final en el barnizado de la madera.

Cepillos de alambre: Acaban con el barniz, la pintura o los restos de cualquier cobertura en la madera, por lo que son apropiados como primer paso en el proceso de restauración de muebles.

 

Bricolaje carpinteria Limas: Son herramientas complementarias para el lijado, cuya función principal es alisar y desgastar el metal. Constan de un mango al que se une una parte fabricada en acero templado, con una superficie que integra estrías de diferente grosor y que es la que actúa sobre el metal. Con la madera pueden utilizarse para eliminar aristas. Existen infinidad de variedades, según la forma y el tamaño, pero la clasificación más sencilla es la que las aglutina en planas, triangulares, redondas y de media caña.

Escofinas: Al igual que las anteriores, son accesorios que rematan el lijado. Se parecen bastante a las limas, pero sus dientes suelen ser más gruesos y de corte triangular. La escofina se emplea para desgastar la madera y otros materiales blandos y puede ser plana, redonda o de media caña.

Cómo reparar un rodapié de madera

El rodapié, a veces llamado también zócalo, es el remate final de un suelo, en este caso de madera, y tapa la junta de dilatación entre el suelo y la pared. Si es macizo y antiguo será de calidad y de un grosor importante, por lo que merecerá la pena restaurarlo si en alguna parte se ha deteriorado.

Cómo reparar un rodapié de madera

El rodapié, a veces llamado también zócalo, es el remate final de un suelo, en este caso de madera, y tapa la junta de dilatación entre el suelo y la pared. Si es macizo y antiguo será de calidad y de un grosor importante, por lo que merecerá la pena restaurarlo si en alguna parte se ha deteriorado.

Herramientas y Materiales

Para la tarea de carpintería: Serrucho, lima, lijas, clavos o tornillos, cola blanca, martillo y tabla nueva del mismo estilo que la que se vaya a quitar. Opcional; formones, gubias o fresadora.

Restauración con Masilla

Si el deterioro está producido por golpes, pequeñas ranuras o por huecos antiguos de clavos o tornillos, lo mejor es hacer un pequeño trabajo de relleno.

• Limpia bien los orificios o ranuras, quitando viejas pinturas o barnices y procurando no dejar restos sueltos.

• Con pasta para juntas del mismo tono de la madera rellena los huecos presionando con una espátula pequeña. Esto mismo lo puedes hacer con pasta hecha con serrín de la misma madera y con cola blanca. En este caso tendrás que dejar secar al menos 12 horas antes de seguir con la tarea.

• Lija para igualar toda la superficie y aplica el acabado que tenía antes: esmalte o barniz.

Reemplazar un pedazo de madera

Si lo que ocurre es que se ha roto parte de una tabla de madera maciza y gruesa, puedes hacer una reposición parcial con el mismo tipo de madera.

• Señala las líneas de corte de la zona dañada, añadiendo unos centímetros más.

• A continuación, corta a bisel con un serrucho en uno de los lados. En el contrario haz el otro corte. El hueco debe quedar en forma de V, con la parte más ancha hacia el exterior.

• Un buen truco es separar un poco el rodapié con unas cuñas para permitir trabajar correctamente al serrucho. Para trabajar en diagonal (bisel) usa una guía de corte apoyada contra el rodapié.

• Repasa con la lima o la lija si las paredes del corte no han quedado correctamente.

• Coloca a continuación una pieza que se fabrique exactamente igual al hueco que ha dejado. La puedes colocar clavada o pegada.

• Si el rodapié tiene un remate final difícil de encontrar, puedes colocar un taco recto rematado con alguna pequeña moldura similar. Si no, tendrás que intentar reproducir los rebajes sobre la madera maciza con gubias, formón o una fresadora.

• Aplica pasta de relleno en la junta. Si es necesario, lija y pinta o barniza.

Bricolaje | Accidentes en el Hogar | Bricolaje Herramientas | Articulos Hogar | Bricolaje Acuario | Bricolaje Albañileria | Bricolaje Armario | Bricolaje Pintar | Preparacion de Superficie | Como pintar con esponja | Como pintar con pistola | Bricolaje Casero | Bricolaje Puertas | Bricolaje Mesa | Bricolaje Carpinteria | Bricolaje de Madera | Bricolaje Fontaneria | Bricolaje de Electricidad | Bricolaje Jardin | Decoracion Hogar | Bricolaje Trucos | Bricolaje Suelos | Bricolaje para Niños | Bricolaje TV | Bricolaje España | Leroy Merlin | Aislamiento térmico | Amoladoras | Automoción | Consejos de bricolaje | Construcción | Deshumificación | Electricidad | Cómo pintar con esponja? | Ferretería | Fisuras en la pared | Herramientas de bricolaje | Herramientas eléctricas | Humedades en la pared | Normas de seguridad | Pintura | Cómo pintar con pistola? | Cómo pintar con planilla? | Preparación de la superficie | Sierras | Sierras circulares | Taladros | Tipos de pinturas | Vesturio de bricolaje