La planificación de la siembra

Para que una semilla se convierta en una planta necesita hidratarse, es decir requiere la humedad que le proporciona la tierra para poder desarrollar. Como cualquier especie viva, dependerá de sus características el tratamiento que deba dársele para obtener de, ellas el mejor resultado. Algunas semillas grandes agradecerán que se las ponga en remojo veinticuatro horas antes de sembrarlas y otras muy chiquitas requerirán que las cubramos con una fina capa de arena para favorecer su germinación (apio, zanahoria). En términos generales podemos decir que una planta necesitará entre 1 y 20 días para realizar este proceso, teniendo siempre en cuenta su carga genética y la temperatura a que es sometida.

Si ésta es inferior a la que necesitan, las semillas no germinan y cuanto más nos alejemos de valores óptimos más se retrasará la salida de las plantas. Así por ejemplo mientras la sandía, el pepino y los alcauciles estarán "cómodos" con más de 30°, la espinaca y el perejil necesitarán entre 15 y 20° para germinar a gusto. El tomate, el apio, la lechuga y el rabanito demandarán una temperatura media entre 20 y 25°, mientras que acelga, cebolla, escarola y zanahoria lo harán mejor con 25 a 30° C.

El tiempo de germinación

Sin querer hacer una lista interminable de verduras y hortalizas arriesgamos un tiempo medio.

1 a 3 días: rabanito, berro.

4 a 6 días: cebolla, escarola, espinaca, lechuga, pepino, puerro, zapallo. 7 a 10 días: acelga, berenjena, cardo, melón, orégano, sandía, tomate, zanahoria.

10 a 20 días: albahaca, espárrago, hinojo, perejil.

la siembra

El cultivo

Ya hemos hablado en números anteriores de "Tus Manos en la Casa" de la preparación del suelo para la siembra y los cuidados en el transplante. A la hora del cultivo habrá que tomar algunas prevenciones: una planta necesita crecer libre sin el agobio de sus vecinas, por tanto tendremos que evaluar la distancia oportuna entre hileras de acuerdo al desarrollo que esperemos de ella. Si lo que buscamos son pocos ejemplares pero de excelente calidad, las cultivaremos más separadas. Si por el contrario, nos interesa tener mucha producción las pondremos más próximas.

Control de plagas e insectos

En casas especializadas o en viveros encontraremos productos específicos para el control de todo tipo de agentes que puedan perjudicar nuestras plantas. No obstante, en este apartado vamos a comentar algunos preparados caseros que consideramos pueden ser efectivos.

Para los pulgones: Poner a macerar (en remojo) durante 10 días, 200g de ruda en 1 litro de agua. Pulverizar con este líquido las plantas atacadas. Un preventivo contra el ataque de insectos se logra con 10grs de ortigas, maceradas en 10 litros de agua preparado en un recipiente que no sea metálico. Se deja reposar alrededor de dos horas y se rocían luego las plantas. Un repelente efectivo contra las orugas puede ser una infusión preparada con 150grs. de ajenjo en 1 litro de agua. Pulverizada sobre las plantas sirve también para controlar gorgojos y ácaros.

Contra las hormigas: a 300 g de flores de lavanda se les agrega 1 litro de agua hirviendo y se deja reposar. Después pulverizar las plantas con este líquido.

Notas para recordar y hacer una buena siembra

Las semillas de una misma especie que germinen en un tiempo más corto darán plantas más resistentes a las plagas, más fuertes y más productivas.

El mejor momento del día para trasplantar es a última hora de la tarde, cuando cae el sol para aprovechar mejor el agua: a mayor temperatura, mayor evaporación.

En verano se debe regar más abundantemente (Ud. también tiene más sed) y siempre a última hora del día. En invierno lo haremos más espaciadamente y a la mañana temprano, siempre que no esté helando.

Las hierbas aromáticas pueden cultivarse en un balcón con mucho sol protegiéndolas del frío. Orégano, albahaca y estragón conviven bien en una maceta.

el hogar y el jardín

En el artículo estudiamos principalmente la relación entre el hogar y el jardín . Centrando nuestro análisis fundamentalmente en la iluminación; hablamos de la iluminación rústica y de las linternas. La iluminación rústica es conveniente para una casa de campo o para la decoración de un departamento, pero esto obedece al tipo de diseño de interiores.

el hogar y el jardín
 

diseño de jardines

La tierra ha sido siempre un bien muy apreciado. Sin embargo, los terrenos - en particular en las ciudades - suelen ser pequeños y costosos. El diseño de jardines permite aprovechar al máximo estas superficies del hogar mediante la apropiada utilización de plantas y materiales secos. De este modo, la construcción se vincula con el medio ambiente que la rodea y el espacio se agranda para ser utilizado en actividades diferentes de aquéllas que se realizan bajo techo.

diseño de jardines
 

reciclaje biológico de residuos

El reciclaje biológico de residuos compostaje merece la pena. Quien realiza este trabajo, no sólo contribuye a reducir la basura doméstica sino que además obtiene unas materias primas valiosas para proporcionar nueva vida y alimentar las plantaciones. La buena cosecha, en flores y frutos, estará más cerca del que disponga un nutriente compost.

reciclaje biológico de residuos
Volver a: Bricolaje Hogar