Las mezclas de albañileria que se pueden hacer en casa

Antes de entrar a ver qué mezclas deben emplearse en cada parte de la casa conviene recordar que toda mezcla lleva áridos y aglomerantes. Entre los primeros están las arenas de distintos grosores, pedregullo, gravilla, leca, cascotes de ladrillo, etc. Y en el grupo de los aglomerantes: cementos de distintos tipos, cales, yesos, etc. Olvidado, pero no por eso menos importante, y con extensa tradición en la vida de la humanidad: el barro. Sólo participa en las aisladas construcciones de tierra que en humildes rincones del País todavía florecen. Las palabras mortero y argamasa son sinónimos de mezcla de albañilería.

En estos puntos se deben usar una mezcla fuerte, con alto poder de compactación. Debe servir para sujetar con fuerza, proteger de golpes, no quebrarse y mantenerse fuertemente unido a las superficies sobre las que fue depositado. Este mortero se llama concreto y tiene una fórmula simple: 3 partes de arena y 1 parte de cemento Portland. La cantidad de agua depende mucho de la humedad de la arena. Con media parte de agua debe ser suficiente. Los componentes deben mezclarse en seco hasta que e9 color sea homogéneo. El agua debe humedecer todo el material y luego se amasa. El exceso de agua debilita la mezcla. El amasado enérgico ablanda la masa y la vuelve más trabajable.

las mezclas comunes en albañileríaEl concreto es un mortero aislante de la humedad pero si se desea que actúe como barrera es necesario agregarle en la proporción que el fabricante indica un producto hidrófugo. Este mortero hidrófugo se utiliza aplicando 1cm aproximadamente en capas aislantes verticales y horizontales. También en el revestimiento de sótanos y paredes de ladrillo natural a la vista, por el lado interno.

Si al concreto se le agrega 3 partes de piedra logramos el HORMIGON de piedra. Ésta debe ser limpia, lavada, de tamaño mediano y parejo. Dependiendo del esfuerzo que tendrá que realizar cuando la obra esté acabada, se puede agregar una o dos partes más de piedra (contrapisos, rellenos). Hay que extremar el cuidado del exceso de agua. Ataca más a la fortaleza del hormigón que en otras mezclas. (Se lava el cemento y hay pérdida de cohesión.).

El hormigón armado: El hierro de construcción debidamente doblado y atado entre sí se pone dentro de un cajón de madera, plástico o hierro, hecho para el caso, es decir a medida. Este cofre se clava, se ata, se refuerza y se apuntala convenientemente. Debe quedar inmovilizado con el armazón de hierros en su interior. Se vierte el hormigón muy amasado y con poca agua y se va apisonando para que no queden burbujas. Este procedimiento es importantísimo: cualquier hueco debilitará la resistencia de la estructura.

Mezclas de albañilería de uso frecuente

  • Pegar ladrillos comunes: Tres baldes de arena; 1 de cal hidráulica y 1/8 de cemento dan una mezcla rica, "gorda" en el lenguaje de los profesionales, capaz de resistir la compresión y adherir con firmeza (Ver ficha de albañilería "Tus Manos en la Casa" N° 8) en paredes de 30 cm. y también en las simples de 15. Cuando el ladrillo se usa de canto, (panderete) pared de 8 cm. hay que reforzar con cemento y a veces, si el esfuerzo del tabique es mucho, se baja la proporción de cal y se aumenta en igual cantidad el cemento. De esta forma quedará más sólido.
  • Revoque grueso: Una buena mezcla para revoque grueso, con alta adherencia y que difícilmente se agriete se logra con tres partes de arena, una de cal hidráulica y de cemento.
  • Revoque fino: 2 partes de arena fina (seca, zarandeada) 1 parte de cal aérea o grasa (Tipo cal Milagro o cal viva apagada) 1/8 cemento. Después de fratachado conviene dar terminación con un fieltro o gomaes puma empapado en cal de blanqueo (Cal apagada).
  • Pegar cerámica y baldosas. Los pegamentos cementicios plásticos (Klaukol, Perfecto, Kron, etc) han desplazado en gran medida a la mezcla de cal para el pegado de revestimientos. De cualquier manera convendrá tener una fórmula a mano, sobre todo cuando hay que hacer reparaciones en embaldosados y azulejados antiguos, terrazas y veredas, etc.

cimentación

La cimentación es la parte estructural del edificio, encargada de transmitir las cargas al terreno, el cual es el único elemento que no podemos elegir, por lo que la realizaremos en función del mismo. Al mismo tiempo este no se encuentra todo a la misma profundidad por lo que eso será otro motivo que nos influye en la decisión de la elección de la cimentación adecuada.

cimentación
 

reformas en albañileria

Aquellos especializados en las reformas de albañilería son los que ejecutan diversos trabajos de construcción: levantan paredes y muros, colocan cubiertas, zanjas, llenan y nivelan los encofrados de hormigón, y preparar el cemento, entre otras cosas.

reformas en albaileria
 
¿cómo colocar azulejos?

No intentaremos convencer a nadie de que colocar azulejos es una tarea sencillísima, pero tampoco es tan complicado como parece. Si se dispone de tiempo, algo de habilidad y mucha voluntad, aquí van algunas pistas y consejos hogareños con los que le será fácil conseguir un excelente resultado tanto en el baño como en su cocina.

¿cómo colocar azulejos?
Volver a: Bricolaje Hogar