Tipo de cañerías metálicas

El plomo fue durante mucho tiempo el material inevitable en la conducción del agua, a tal punto que seguimos hablando de plomería como tarea y de plomero como profesional. La variedad de caños, tuberías y accesorios que se fabrican en otros materiales, va desplazando el uso de ese metal.

Cañerías de plomo

Metal blando, muy maleable y que funde con poca temperatura. (Un poco más de 200°) Para que resista las presiones del agua corriente o la que se genera por la bajada de un tanque elevado, necesita paredes de espesor considerable. Resulta ser la tubería más pesada pero la que se adapta mejor a zanjeo de las paredes y la que no necesita codos y curvas prefabricadas porque en radios amplios se lo tuerce con facilidad y sin riesgo. También hay que destacar que es el caño más sensible a los golpes y estrangulamientos por compresión.

las cañerías

Se suelda muy bien, sobre todo cuando el caño es nuevo y está limpio. Puede empalmarse con otro tramo de plomo sin cupla de unión. También adhiere al cobre, latón y bronce. Imposible con el hierro, el acero inoxidable, el hierro fundido ni con el galvanizado. Para cualquier acople con estos materiales serán necesarios elementos roscados en ambos extremos.

Sobre el desprendimiento de toxinas que alteran la potabilidad del agua se ha escrito mucho pero no se ha demostrado nada significativo. Por prevención es recomendable dejar las canillas abiertas durante unos minutos si se ha tenido la casa cerrada por mucho tiempo. De cualquier manera, esta remoción del líquido es conveniente aunque tenga otro tipo de cañería.

Cañerías de cobre

Los tubos de cobre vienen en dos presentaciones: rígido y en rollo. El primero no admite ser curvado ni aún en radios amplios y la longitud del tramo está limitado por el tamaño de la tira. El segundo, fabricado en un cobre más dúctil, admite curvas amplias y la longitud a emplear la determina el operario según su necesidad. Ambos se sueldan con estaño al 50% y si se pretende mayor resistencia con estaño-plata.

Las medidas usuales para las instalaciones domiciliarias son: 1/2", 3/4" y 1". Con caños de 1/2" están hechas casi todas las derivaciones interiores de la casa. Y las bocas de conexión casi siempre serán de esa medida. El cobre es apropiado indistintamente para los circuitos de agua caliente y fría.

Cañerías de hierro

Toda vez que se necesitó una conducción de agua resistente se utilizaron tubos galvanizados. Rígidos, durísimos y con el recubrimiento plateado de zinc, parecen indestructibles. Como deben ser roscados a medida que el trabajo avanza, el recubrimiento protector se pierde en las roscas y allí aparecerá la herrumbre. Pero además, interiormente se le formará una inevitable cáscara de sarro que con el paso del tiempo irá obstruyendo el diámetro de circulación. Mientras más lenta pasa el agua más rápido crece esta capa calcárea y un día terminara por cerrarse.

Hoy ha perdido terreno porque la lentitud del roscado en empalmes y derivaciones lo han vuelto antieconómico. No obstante goza de prestigio en instalaciones aéreas, a la vista. El teflón y el cáñamo son imprescindibles para sellar las porosidades de las uniones.

Cañerías de acero inoxidable

Los caños de acero inoxidable. al estar construidos con una chapa tan fina, pero de resistencia muy elevada, son los que mejor aproximan el diámetro exterior al interior. Tienen escasa flexibilidad y no pueden ser torcidos a voluntad. Todo el conexionado de bocas y empalmes se realiza por compresión con una máquina neumática y juntas especiales de goma. El bricolador o aficionado poco podrá hacer para instalar tuberías de acero inoxidable, pero todo el tiempo será poco para disfrutarlas porque son inatacables por el sarro y muy duraderas.

Cañerías de hierro fundido

Las bajantes de desagüe y las salidas de descarga de inodoros antiguas estaban realizadas en fundición de hierro. Este material es muy propenso a oxidarse pero sus paredes muy gruesas le otorgaban una durabilidad prolongada. Si por fisuras o permeabilidad hubiera que cambiarlos, el plástico ofrece una buena solución. Los caños de hierro fundido no se utilizan para conducir agua potable a presión, por ese motivo las uniones se producen por ensamble y se sellan con plomo fundido o masillas plásticas, para evitar el escape de humedad y gases.

La reparación de fisuras o grietas en estos caños es una tarea que demanda práctica. Si se va a cambiar un tramo es bueno ver la posibilidad de reemplazarlo por tubo plástico. Ya se consiguen encastres y reducciones de este material que facilitan los empalmes.

Cañerías de bronce

Igual que el latón se utiliza en casos especiales y tramos cortos como caño de conducción de agua. Destaca en la realización de llaves de paso de alta resistencia, grifería fina en general, conectores, codos curvas, cuplas y todos los accesorios que necesiten mayor esfuerzo que el latón. Es menos poroso que éste y se trabaja con más precisión en el torno debido a que es una aleación de cobre y estaño solamente. Otra cualidad es que llevándolo a la temperatura adecuada suelda a la perfección con estaño, aunque por lo general se acopla mediante roscas.

Si tiene un cortador de tubos, los rodillos de apoyo harán la línea de corte a la perfección.

Si debe usar una sierra de cortar metales la mejor forma de hacer un corte recto es pegar una cinta adhesiva y cortar al ras de la misma. El pegado de la cinta no debe ser forzado. Con dejarla caer sobre el caño será suficiente.

El cortador de caños da un borde exterior muy limpio y parejo. Si quedara rebaba en el interior, una lima redonda o media caña lo dejará perfecto.

fontanería

Usualmente aparecen malos olores que provienen de las tuberías, o ruidos extraños al abrir y cerrar la canilla. Pero en la mayoría de los casos las soluciones son muy sencillas, incluso para aquellos que no están muy familiarizados con la fontanería.

fontaneria
 

electricidad

Es un problema frecuente de todo hogar necesitar un alargador de corriente, y además las medidas estándar que hallamos en las tiendas de electricidad no nos sirven, ya que precisamos uno más largo. Un recurso puede ser empalmar varios alargues, pero para impedir esta labor existe la posibilidad de fabricarlo nosotros mismos.

electricidad
 

el taladro y sus accesorios

Tener un buen taladro eléctrico significa un mejoramiento considerable de las posibilidades de nuestro pequeño taller. La máquina universal, como se la ha llamado, recibe cada día nuevos aportes de los fabricantes de accesorios ya sea perfeccionando los existentes o inventando útiles nuevos.

el taladro y sus accesorios
 

motores eléctricos para el hogar

Casi siempre ocultos pero brindando servicios importantes. El campo de aplicación de la corriente eléctrica se vería considerablemente reducido si no fuera por la presencia de ellos. En poco espacio, con relativo bajo peso, desarrollan fuerzas capaces de mover un tren. Y todo esto sin contaminar. Así son, así nacieron y así trabajan los motores eléctricos para el hogar.

motores eléctricos para el hogar
Volver a: Bricolaje Hogar